Llega el verano y todos comenzamos a organizar nuestras vacaciones. El calor y las ganas por alejarse del lugar de trabajo lo máximo posible hace que muchos de nosotros escojamos lugares como las Islas Baleares para nuestro destino vacacional. Y es que, ¿a quién no le apetece un cóctel veraniego a las orillas de una playa de Mallorca?

Muchas personas aficionadas a viajar con su coche privado descartan estos destinos por desconocimiento. Ignoran que existen formas de desplazarnos con nuestro propio coche a las islas gracias a compañías de ferris como Trasmed. Esta empresa ofrece a sus pasajeros y sus vehículos privados viajar desde la Península a Mallorca, Menorca, Ibiza o Formentera. Esta compañía de ferries lanza continuas ofertas para que lleves tu coche a las Islas Baleares y así evites depender del transporte público.

Teniendo todo esto en cuenta, a continuación te mostramos el itinerario perfecto para visitar Mallorca en 4 días. Por supuesto esto son solo algunas recomendaciones, pero desde este blog animamos a los lectores a que se embarquen en su propia aventura y recorran en su coche las maravillosas playas y calas que ofrece la preciosa isla de Mallorca.

Catedral de Palma de MallorcaDía 1: visita a la capital, Palma.

La capital de Mallorca se puede visitar en apenas un día y, aprovechando que es aquí donde desembarca el ferry, Palma resulta una muy buena opción para comenzar nuestro itinerario. Recomendamos madrugar para poder aprovechar las máximas horas de sol.

Nuestro paseo comienza con la visita a la Catedral de Mallorca, conocida por los palmesanos como La Seu, una construcción gótica espléndida, construida a partir del año 1230, y con aportaciones modernistas de la mano del conocidísimo arquitecto Antonio Gaudí.

A la salida de la catedral encontramos el Parc del Mar, en el que aconsejamos encarecidamente que saquéis las cámaras para obtener unas fotografías extraordinarias de la catedral. Otro de los edificios emblemáticos de la ciudad es el Palacio Real de la Almudaina. Si tu visita coincide con el último sábado del mes, no te puedes perder el cambio de guardia que se realiza a las 12:00 del mediodía por soldados del Regimiento de Infantería «Palma» n.º 47.

Tras este breve paseo y una pausa para comer, es ahora cuando agradeceremos haber traído nuestro propio coche. Situado en una alta colina a más de 100 metros por encima del nivel del mar encontramos el Castillo del Bellver. Como su propio nombre indica (bella vista) la construcción del siglo XIV ofrece una preciosa panorámica de la Bahía de Palma. Nuestra visita a la capital de Mallorca finaliza con el atardecer visto desde el Paseo Marítimo de Palma.

Playa de La Alcudia, Mallorca, Islas balearesDía 2: visita a la ciudad amurallada de Alcudia.

A 60 km se encuentra la ciudad de Alcudia. Es el trayecto perfecto desde Palma para atravesar la isla de extremo a extremo y apreciar los paisaje del interior. Las murallas que rodean el centro histórico de Alcudia no tienen desperdicio. Si tu visita coincide con un martes o un domingo te encontrarás con el mercadillo, que se extiende por todo el centro y en el que podrás encontrar frutas y verduras, pero también productos de artesanía y algún souvenir que llevar a los familiares que no pudieron acompañarte a este magnífico viaje.

Puerto de Andratx, Mallorca

Día 3: mañana de carretera y atardecer en Port d’Andratx.

Desde Alcudia recomendamos realizar una ruta por la Sierra de Tramontana. Esta es la ruta:

Las paradas seleccionadas para realizar este trayecto en coche son: Pollensa, un pueblecito encantador, con una caminata que cuenta con 365 peldaños de subida (pero no te preocupes, también podrás subir en coche para apreciar las vistas) ⇒ Escorca, otro pueblo muy turístico (lo hemos añadido al mapa para que la ruta siga la sierra y no retome la carretera del interior de la isla) ⇒ gracias a esto, podréis apreciar desde la carretera el Puig Major y el Embalse de Gorg BlauDeyá, otro pueblo en el que recomendamos una parada para pasear por sus pasarelas de madera. En Cala Deyá encontraréis buenos lugares para comer ⇒ desde aquí recomendamos volver a Palma, descansar por la capital y, al atardecer, coger el coche de nuevo y visitar Port d’Andratx, un punto estupendo para ver la puesta de sol.

Día 4: Cuevas del Drach.

Este es el punto más alejado de la isla. Por ello, existen dos rutas posibles: atravesar la isla por el interior o viajar a Cala Pi y a Cala del Moro (dos de las calas más representativas de este lado de Mallorca) y subir a las Cuevas del Drach, un conjunto de cuatro cuevas subterráneas, uno de los tesoros arqueológicos de la zona (sin duda el más turístico). Si decides aventurarte y recorrer toda la costa sur y este de la isla, aquí te adjuntamos la ruta:

Aconsejamos viajar en el coche listo para lanzarse a un chapuzón ya que no podrás evitarlo nada más ver estas preciosas calas.

Estas son nuestras recomendaciones, pero, como siempre, nos interesa saber cuáles han sido tus puntos estrella en tu itinerario en coche por Mallorca. ¿Has seguido nuestras rutas? Si te han gustado, no dudes en compartir tu opinión y comentar si hay algo que cambiarías.

Deja una comentario